12 meses, 12 derechos de niños, niñas y adolescentes


OCTUBRE

Protección frente al trabajo infantil

En la Convención de Derechos del Niño de 1989; en la Agenda 2030 (ODS) y en la legislación y planificación foral; Comités y relaciones con derechos y otros instrumentos internacionales; y actuaciones políticas y eventos relacionados con el interés superior de la infancia.

 

LA PROTECCIÓN FRENTE AL TRABAJO INFANTIL EN LA CONVENCIÓN DE DERECHOS DEL NIÑO

Lunes, 2 de octubre

La Convención de derechos del niño establece en su art. 32.1, que “Los Estados Partes reconocen el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social”.

Martes, 3 de octubre

En el mismo artículo 32 prevé que los Estados Partes adoptarán medidas legislativas, administrativas, sociales y educacionales para garantizar la aplicación del presente artículo. Con ese propósito y teniendo en cuenta las disposiciones pertinentes de otros instrumentos internacionales, los Estados Partes, en particular: 

  • a) Fijarán una edad o edades mínimas para trabajar;
  • b) Dispondrán la reglamentación apropiada de los horarios y condiciones de trabajo; 
  • c) Estipularán las penalidades u otras sanciones apropiadas para asegurar la aplicación efectiva del presente artículo”.

Miércoles, 4 de octubre

El artículo 45 de la Convención, con objeto de fomentar la aplicación efectiva de dicha Convención y de estimular la cooperación internacional en la esfera regulada por la misma, permite a otros organismos especializados de las Naciones Unidas, como es el caso de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), estar representados en el examen de la aplicación de aquellas disposiciones de la Convención comprendidas en el ámbito de su mandato.

Luego en varios de los protocolos Facultativos aprobados con posterioridad a la Convención se alude a algunos Convenios de la OIT, como el nº 182, sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil.

Jueves, 5 de octubre

El artículo 3 del Protocolo Facultativo de la Convención de Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en pornografía, aprobado el 25 de mayo de 2000, prevé que todo Estado Parte adoptará medidas para que, como mínimo, los actos y actividades que se enumeran queden íntegramente comprendidos en su legislación penal, tanto si se han cometido dentro como fuera de sus fronteras, o si se han perpetrado individual o colectivamente. 

Entre ellos, en relación con la venta de niños, el ofrecer, entregar o aceptar, por cualquier medio, un niño con fines de trabajo forzoso del niño.

Viernes, 6 de octubre

El artículo 177 bis del Código Penal prevé en su apartado 1 que “será castigado con la pena de cinco a ocho años de prisión como reo de trata de seres humanos el que, sea en territorio español, sea desde España, en tránsito o con destino a ella, empleando violencia, intimidación o engaño, o abusando de una situación de superioridad o de necesidad o de vulnerabilidad de la víctima nacional o extranjera, o mediante la entrega o recepción de pagos o beneficios para lograr el consentimiento de la persona que poseyera el control sobre la víctima, la captare, transportare, trasladare, acogiere, o recibiere, incluido el intercambio o transferencia de control sobre esas personas, con cualquiera de las finalidades siguientes:

a) La imposición de trabajo o de servicios forzados, la esclavitud o prácticas similares a la esclavitud, a la servidumbre o a la mendicidad.
(…)

Cuando la víctima de trata de seres humanos fuera una persona menor de edad se impondrá, en todo caso, la pena de inhabilitación especial para cualquier profesión, oficio o actividades, sean o no retribuidos, que conlleve contacto regular y directo con personas menores de edad, por un tiempo superior entre seis y veinte años al de la duración de la pena de privación de libertad impuesta.

Además, conforme al apartado 2 “aun cuando no se recurra a ninguno de los medios enunciados en el apartado anterior, se considerará trata de seres humanos cualquiera de las acciones indicadas en el apartado anterior cuando se llevare a cabo respecto de menores de edad con fines de explotación.”


 

PROTECCIÓN FRENTE AL TRABAJO INFANTIL

Lunes, 9 octubre

El ODS 8 (Trabajo decente y crecimiento económico) tiene como meta 8.7 “adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de personas y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, de aquí a 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas”.

Martes, 10 octubre

En el artículo 24 de la Ley Foral 12/2022, de 11 de mayo, de atención y protección a niños, niñas y adolescentes y de promoción de sus familias, derechos e igualdad, se prevé que “los poderes públicos de Navarra promoverán las acciones necesarias para evitar la explotación económica de las personas menores, asegurando la protección de estos, de acuerdo con lo establecido en la legislación laboral vigente, frente al desempeño de actividad laboral por debajo de la edad mínima fijada al efecto o al desarrollo de cualquier trabajo que pueda resultar peligroso, perjudicar a su salud o entorpecer su educación y formación o su desarrollo integral”.

Además, “las Administraciones públicas de Navarra aplicarán con el mayor rigor el régimen de prohibiciones establecido por la legislación en materia de contratos públicos cuando constaten la existencia de condena o sanción por los hechos que dicha legislación contempla y el delito o la infracción hayan supuesto la trata o explotación económica de menores, la vulneración de sus derechos laborales o violencia de género que haya tenido como víctimas a menores” y “orientarán sus acciones desde el compromiso de contribuir a la evitación de la explotación de personas menores en cualquier país”.

Miércoles, 11 octubre

En ese mismo artículo 24, junto a las normas sobre protección frente al trabajo antes de los 16 años, se contempla la necesidad de apoyar el acceso al mundo laboral a partir de dicha edad:

“Las personas menores que habiendo alcanzado la edad requerida deseen su incorporación al mercado de trabajo recibirán el apoyo necesario de las Administraciones públicas para garantizar la formación y capacitación más adecuada, que posibiliten su inserción laboral en las mejores condiciones, apoyando especialmente a quienes presenten dificultades adicionales”, previéndose por ello en el artículo 23.7 “que las personas menores con necesidades educativas especiales reciban una formación educativa y profesional que les permita la inclusión social, el desarrollo y la realización personal y el acceso a un puesto de trabajo en el contexto más normalizado posible y de acuerdo con sus aspiraciones y aptitudes”.

En el artículo 15, dentro del derecho a la información, se incluye el deber de informar “a las personas menores que hayan cumplido los 16 años de las condiciones de trabajo vigentes para menores en los ámbitos en que hayan decidido trabajar”.

Jueves, 12 octubre

En el ámbito de la prevención, el artículo 64 de la Ley Foral prevé, en relación con el trabajo antes de los 16, la prevención en el ámbito sanitario (apartado 3 i) y de las situaciones de explotación laboral (apartado 6 c).

Y, por otro lado, en el ámbito de la formación, el empleo y las condiciones de trabajo, tanto la formación y orientación para el empleo, como el fomento del empleo joven, con especial apoyo a aquellos que, por sus circunstancias personales o sociales, encuentren mayores dificultades para su incorporación laboral, adaptado también a las características de quienes tienen carencias formativas de nivel básico (subapartados a) y b) del apartado 6).

Viernes, 13 octubre

El II Plan de Apoyo a la familia, la infancia y la adolescencia en la Comunidad Foral de Navarra (2017-2023) prevé, en relación con el trabajo:

Un enfoque de corresponsabilidad e igualdad de género, conforme al cual se rompa el modelo tradicional limitador del acceso de la mujer a la carrera profesional y al mercado de trabajo.

Se prevén por ello medidas en relación con la existencia de Escuelas Infantiles que les permitan permanecer el mercado de trabajo, incentivos económicos por hijo/a a cargo, para no desvincular a la mujer del mercado de trabajo sin facilitar su posterior reincorporación, o medidas de promoción de las responsabilidades de los padres adultos con menores de 18 años a cargo en el cuidado crianza y desarrollo de los niños, niñas y adolescentes.


 

RELACIÓN DE ESTE DERECHO CON OTROS PRINCIPIOS Y DERECHOS Y CON OTROS INSTRUMENTOS INTERNACIONALES Y TRABAJOS DE LOS COMITÉS DE DERECHOS

Lunes, 16 de octubre

El Comité de Derechos del Niño ha aludido al trabajo infantil en varias de sus Observaciones Generales, así en su Observación General 16, de 2013, sobre las obligaciones del Estado en relación con el impacto del sector empresarial en los derechos del niño, considera entre sus objetivos:

“Que los Estados tengan marcos jurídicos e institucionales adecuados que respeten, protejan y hagan efectivos los derechos del niño, y que proporcionen recursos en caso de violación de los derechos en el contexto de las actividades y operaciones empresariales. En este sentido, los Estados deben tener en cuenta que la infancia es un período excepcional de desarrollo físico, psíquico, emocional y espiritual, y las violaciones de los derechos del niño, como la exposición a la violencia, al trabajo infantil o a productos peligrosos o riesgos medioambientales, pueden tener consecuencias permanentes, irreversibles e incluso transgeneracionales”.

Martes, 17 de octubre

En esa Observación General 16 el Comité analiza también los vínculos con otros derechos importantes de la Convención, como:

  • Con el derecho a la vida, la supervivencia y el desarrollo: porque cuando las prácticas de empleo de las empresas requieren que los adultos realicen largas jornadas de trabajo, los niños de más edad, especialmente las niñas, pueden tener que asumir las obligaciones domésticas y de cuidado de los niños que corresponden a sus padres, lo que puede afectar negativamente a su derecho a la educación y al juego; además, dejar a los niños solos o al cuidado de hermanos mayores puede tener repercusiones en la calidad de la atención y en la salud de los niños más pequeños.
     
  • Con el derecho del niño a ser escuchado, entendiendo que los organismos públicos, como las inspecciones de educación y de trabajo, que se encargan de regular y supervisar las actividades y operaciones de las empresas deben tener en cuenta las opiniones de los niños afectados. Los Estados también deben escuchar a los niños al evaluar el impacto en los derechos del niño de las políticas, las leyes, los reglamentos, el presupuesto y otras decisiones administrativas que se propongan relacionados con las empresas.

Miércoles, 18 octubre

Otro aspecto importante analizado por el Comité en su Observación General 16 es el sector no estructurado de la economía:

En muchos países una parte importante de la población económicamente activa trabaja en el sector no estructurado de la economía y contribuye de manera considerable al producto nacional bruto. Sin embargo, las actividades empresariales que se desarrollan fuera de los marcos jurídicos e institucionales que regulan y protegen los derechos pueden resultar especialmente peligrosas para el disfrute de los derechos del niño. Por ejemplo, los productos fabricados o manipulados en este contexto, como juguetes, prendas de vestir o productos alimenticios, pueden ser inseguros o insalubres para los niños.

También suele encontrarse un número reducido de niños en esferas ocultas de trabajo informal, como pequeñas empresas familiares o en los sectores de la agricultura y la hostelería. Con frecuencia, esos trabajos llevan aparejados precariedad laboral; una remuneración escasa, irregular o incluso nula; riesgos para la salud; falta de seguridad social; restricciones a la libertad de asociación; y una protección inadecuada contra la discriminación y la violencia o la explotación.

Estas actividades pueden impedir que los niños asistan a la escuela, hagan los deberes o dediquen tiempo suficiente al recreo y el descanso, lo cual podría suponer una contravención de los artículos 28, 29 y 31 de la Convención. Además, los padres o los cuidadores que trabajan en el sector no estructurado de la economía a menudo tienen que trabajar largas jornadas para obtener unos ingresos que les permitan subsistir, lo cual limita gravemente sus posibilidades de ejercer las responsabilidades parentales o atender a los niños a su cargo.

Jueves, 19 de octubre

Y, poniendo en relación los derechos del niño con la diligencia debida por las empresas, el Comité en su Observación General 16 establece que, se debe alentar y, cuando proceda, exigir a las grandes empresas que hagan públicos sus esfuerzos por abordar los efectos de sus operaciones en los derechos del niño.

Esa información debe estar disponible, ser eficiente y comparable entre empresas e incluir las medidas adoptadas por las empresas para mitigar los efectos negativos potenciales y reales de sus operaciones en los niños.

Las empresas deben publicar las medidas adoptadas para garantizar que los bienes y los servicios que producen o comercializan no conlleven violaciones graves de los derechos del niño, como la esclavitud o el trabajo forzoso.

Viernes, 20 de octubre

Se está tramitando una nueva Directiva del Parlamento europeo y del Consejo sobre diligencia debida de las empresas en materia de sostenibilidad que sigue incluyendo en el Anexo que contiene los derechos y prohibiciones consagrados en convenios internacionales respecto a los que se exigen medidas de diligencia debida:

“Violación de la prohibición del trabajo infantil de conformidad con el artículo 32 de la Convención sobre los Derechos del Niño, incluidas las peores formas de trabajo infantil entre los menores (personas menores de dieciocho años) de conformidad con el artículo 3 del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999 (n.º 182). Esto incluye:

  • a) Todas las formas de esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, como la venta y la trata de niños, la servidumbre por deudas y la condición de siervo, así como el trabajo forzoso u obligatorio, incluido el reclutamiento forzoso u obligatorio de niños para utilizarlos en conflictos armados;
  • b) La utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográficas;
  • c) La utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la realización de actividades ilícitas, en particular la producción y el tráfico de estupefacientes;
  • d) El trabajo que, por su naturaleza o por las condiciones en que se lleva a cabo, es probable que dañe la salud, la seguridad o la moralidad de los niños”.