Otra mirada rítmica

28 de agosto de 2023

El 25 de agosto visitamos a Sandra Pérez y sus gimnastas. Ella es la Presidenta, entrenadora y jueza nacional de Gimnasia Rítmica, con experiencia de 25 años, que capitanea, junto a Leyre Díaz, este equipo mixto de 17 gimnastas con discapacidad, que participan en competiciones, exhibiciones y torneos, en la modalidad de conjuntos e individual.

Su objetivo es trabajar a la vez el deporte y la inclusión, para conseguir la integración social de niños y niñas con discapacidad intelectual y llevan desde 2019 centrándose en mejorar su calidad de vida a través de este deporte.

Hablamos con 4 de las chicas del equipo, que han ido incorporándose no solo a entrenar y hacer exhibiciones sino a competir en distintos niveles y que se juntaban tras el verano, fundiéndose en un abrazo porque se han hecho muy amigas.

Nerea nos dice que le encanta entrenar y competir, porque siendo más pequeña veía cómo lo hacía su hermana mayor y no imaginaba que acabaría pudiendo hacerlo ella también.

Reconoce que se pasan nervios, pero merece la pena. De los distintos instrumentos, le gustan especialmente las mazas y que todo se haga con música y Sandra les pregunte para elegir una u otra canción (como las de Sabrina Carpeter).

Ángela prefiere como instrumento la pelota, también le gusta la música, en especial la batucada, y reconoce que, aunque haya nervios, es muy bonito salir a hacer exhibiciones, como la del Arena al poco de empezar, o más tarde, competir.

Todas se han ido acostumbrando a cosas que al principio les costaba, como el maquillarse y arreglarse de forma distinta para las exhibiciones o la competición, pero Andrea ya no le importa, y hoy mismo luce un bonito moño, cuando al principio se les hacía raro.

Le gustan el aro, la cuerda y las mazas y, de música, también la batucada.

En cuanto a Inés, también nadadora, además de gimnasta, nos cuenta que le gusta mucho la pelota y nos enseña una que lleva en la mochila, de su color favorito, brillante y morada, con la que entrena también en casa y le pide a su padre que le haga videos.

También le gusta mucho la cuerda y otra de sus aficiones es hacer “pases de modelos”, así que, como Sandra quiere que entrenen en serio, aprendiendo las rutinas, pero no le importa adaptar los entrenamientos para que se ajusten a sus ritmos y mantengan la motivación, permite a veces parar y que pueda hacer esos “pases” que tanto les gustan a todas.

Ya tiene en mente una invitación para otra exhibición en el Anaitasuna y, para marzo, otro campeonato adaptado, como el de Cuenca, aunque también a veces algunas entrenan en el Polideportivo de Esquíroz con el otro equipo de Sandra.

Cuando salen, empiezan a hacer piruetas en el jardín, que nos recuerdan su exhibición de 2019 en el Arena, y dejan claro que tienen muchas ganas de volver a los entrenamientos.

Nos despedimos de ellas y sus madres, invitándoles a vernos de nuevo el 20 de Noviembre, para recordar con el resto todas estas visitas cuando celebremos el día Internacional del Niño.

Tipo: Visita
Fecha: Agosto