Medidas en medio abierto

20 de marzo de 2023

El lunes 20 visitamos los locales de Berriztu donde gestionan la aplicación de medidas judiciales para menores en medio abierto.

Estuvimos con 4 chicos y 3 chicas presencialmente, dos chicos más on line, desde Tudela, y nos acompañaba na educadora (Miriam) y una alumna de Trabajo Socia en prácticas (Alejandra) en Pamplona y un educador desde Tudela.

Primero navegamos por la página web y les comenté cómo habían ido otras visitas y su relación con los derechos que hemos ido tratando en el proyecto.

Empezamos escuchando a Erika a quien lo que más le gusta de lo que hace en el centro es escribir cartas a gente que está sola y las merendolas.

Alba (que también aprecia merendolas) cree que lo que hacen para cumplir las medidas judiciales no le resuelve las cosas, porque le hacen estudiar y ella quiere trabajar, quiere ser peluquera. Comentamos que también para eso necesitará estudiar.

Iñigo, prefiere que le llamen Igamu, y no siente especial interés por lo que hace, aunque lleva poco tiempo. Al insistirle, sí que prefiere venir el martes, cuando tiene fútbol, por el Convenio con la Fundación Osasuna.
Cuando comentamos que podría ayudarle fijarse meta, dice que la mejor meta sería evitar las drogas.
Alba cree que se evitan o se dejan si te lo propones y a ella no le costó alejarse de golpe cuando perdió a un amigo por eso.

Andrés tampoco cuenta que le guste hacer nada en particular ni quiere hablar de ello, así que dejamos que nos cuente quien tenga ganas de hacerlo.
Lisa, por ejemplo, echa de menos lo que se hace en verano, como el “cumpleaños” de Berriztu, en junio del año pasado, que se celebró con una fiesta en Bilbao. Había talleres interesantes de henna, de broches, de canciones, de improvisación. También aquí trabajaban cosas en el taller de expresión, que le fastidia que esta vez no haya salido por falta de gente; cantaban y ella misma hizo una canción, mezclando partes más suaves con partes de rap. Nos lo puso y nos encantó.
También le ha gustado cuando han ido al Pantano de Alloz, a la playa de Hondarribia, o cuando les llevaron a ver animales (Granja de Esquíroz).
Erika también disfrutó de esas actividades de ocio, y recuerda a la cabra que se llamaba Petuña, de cuando estuvieron en la Granja de Esquíroz.

A Kevin, que nos dice desde Tudela que es colombiano, le ha gustado mucho la canción de Lisa y le gustaría hacer coros. Lo que más le entretiene es la actividad social y tener reuniones, como esta.

A Adam, también desde Tudela, le fastidia tener que tener que pedir permiso para salir del país, pero, por otro lado, le gusta el apoyo día a día.

A Jesús le va bien, se entretiene. Se lo toma como un voluntariado, como cuando colaboran con personas mayores, que les cuentan anécdotas de cómo eran antes las cosas y ellos les pintan sus locales. Para él es importante centrarse y ponerse metas. 
A él también le llamó la atención la visita a la Granja de Esquíroz, sobre todo los caballos, que les dejaron limpiarlos. El siente ahora más centrado en su camino.

Alejandra nos comenta que son diferentes, individualmente, con los educadores, se abren más y trabajan mejor. 

Les dejamos el Comic de Viaje a Gobernus de recuerdo y les animamos a llamarnos para volver o contarnos cómo les van las cosas cuando quieran.

Tipo: Visita
Fecha: Marzo